Diseño Web Responsive

¿Qué es una web responsive?

Primero de todo, antes de descubrir cómo hacer un diseño web responsive, es importante saber qué es el diseño web responsive y en qué consiste.

Un diseño web adaptable es el diseño que es capaz de adaptarse a diferentes tipos de dispositivos. El sistema detecta el ancho de la pantalla y a partir de ahí adapta todos los elementos de la página para ofrecer una mejor experiencia al usuario.

Algunas veces, el significado de web responsive se puede confundir con webs para móviles

En el primer caso lo que se tiene es un mismo sitio web que puede adaptarse a diferentes dispositivos: ordenadores, tablets, smartphones…

Por otro lado en las webs para móviles el diseño es creado desde cero para adaptarse a los dispositivos móviles. Es decir, se tienen dos sitios diferentes, duplicando así las tareas de mantenimiento y actualización.

Ahora que sabes qué significa responsive, ya puedes empezar a transformar tu sitio web, para que se adapte a todos los dispositivos.

Ventajas del diseño responsive

1. Elimina los riesgos de crear contenido duplicado

Si no estás optando por un diseño responsive, eso significa que debes crear sitios web diferentes para cada dispositivo. Por ejemplo, necesitarías uno para teléfono móvil y otro para ordenador de escritorio.

Necesitar dos versiones de una misma página web puede ser negativo para el SEO, ya que ambas páginas presentan contenido idéntico. Google actúa severamente ante el contenido y reduce la clasificación de la web o expulsa el contenido copiado de las búsquedas por completo.

Tampoco es fácil ejecutar las mismas páginas para diferentes configuraciones, ni es aconsejable, ya que se corre el riesgo de cargar o actualizar solo una versión y no hacerlo en la otra. En pocas palabras, es mucho más fácil hacer un seguimiento de tu sitio web y tus progresos cuando solo tienes uno que analizar.

2. Respeta las pautas de Google

Google es, sin duda, el motor de búsqueda más popular. Cuando se trata de darte a conocer entre usuarios y clientes, es el número uno. Así que debes cumplir sus reglas. Y a Google le encanta el responsive design.

Dado que la efectividad en el posicionamiento web tiene mucho que ver con su motor de búsqueda, no hay absolutamente ninguna razón por la que debas ir en contra de los requisitos de Google. Google dice claramente que la configuración recomendada es full responsive design. Google favorece el diseño web responsive porque facilita el proceso de mostrar la web en diversos dispositivos. Por lo tanto, no dejes pasar más tiempo y haz tu sitio web responsive.

 3. Mejora las clasificaciones de búsqueda en dispositivos móviles

Las búsquedas en dispositivos móviles han superado a las búsquedas web en todo el mundo, por lo que Google clasifica las URL optimizadas para estos dispositivos por encima de las que no lo están, cuando se trata de búsquedas en dispositivos móviles.

Hay que tener en cuenta, al hablar de SEO y sitios web móviles, que Google reconoce para qué dispositivo se ha creado cada sitio web (dispositivos móviles, ordenadores…) y divide los resultados de búsqueda en función del dispositivo donde se esté buscando. Esto explica que un sitio web para móviles no siempre estará bien situado y clasificará mejor en una SERP de escritorio.

Un problema de crear una versión móvil desde cero es que supone comenzar una estrategia SEO completamente nueva, debido a que una nueva versión implica una nueva URL y nuevo código HTML. La autoridad acumulada de las webs de origen no se transferirá a la versión móvil, lo que supone una gran desventaja en el SEO. Con el diseño web responsive no existe este problema, ya que solo existe una URL y toda la autoridad del sitio web se acumula en esa única URL. La suma de visitas desde cada dispositivo refuerza una única web y esto mejora su posicionamiento, indicando a Google que dicho sitio es informativo y de importancia.

4. Baja tasa de rebote y mejor experiencia de usuario

Cuando tu sitio web no cuenta con funciones adecuadas de interacción con el cliente, los usuarios abandonan tu página después de unos pocos clics. Google, por consiguiente, reducirá tu ranking debido al aumento en la tasa de rebote. Cuando se reduzca tu calificación, tendrás menos posibilidades de que entren visitas y se reducirá el tráfico de posibles clientes a tu sitio. Si deseas reducir la tasa de rebote, opta por maquetar una web responsive. La tasa de rebote aumenta cuando los visitantes abren páginas que no están adaptadas a su dispositivo y salen rápidamente de ellas. La tecnología responsive elimina esta posibilidad, ya que reorganizará el contenido según el medio, eliminando el desplazamiento horizontal.

El diseño responsive trata de asegurar una buena experiencia de usuario. Ajustar el contenido a una pantalla específica de una forma ordenada implica una experiencia satisfactoria para el usuario.

Según indican los datos, existe un 61% de posibilidades de que un usuario móvil abandone una web si no está optimizada para su dispositivo. Y además, en caso de que el usuario tenga una experiencia positiva en un sitio móvil optimizado, hay un 67% de posibilidades de que este comience a usar tus servicios.

Los usuarios tienden a intercambiar información en la web, y esto hay que tenerlo en cuenta, dado que se busca homogeneizar la experiencia de usuario en varios dispositivos. Hay mucha gente que comparte contenido entre diferentes dispositivos, y un sitio web debería permitir que un usuario tenga una experiencia similar con la misma web tanto en escritorio como en móvil.

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros!
Iniciar una Conversación
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros a continuación para chatear en WhatsApp
Normalmente respondemos en pocos minutos